Shôtôkan Ryu Kase Ha, Karate-dô
19º ANIVERSARIO ~ En Mota del Cuervo desde 1998
Hoy es
Mota del Cuervo » Especiales » LA RAZÓN DIGITAL

Especial: Publicado en LA RAZÓN DIGITAL

Volver
Os mostramos el texto íntegro del Especial que se publicó en el periódico LA RAZÓN DIGITAL.
Mota del Cuervo, balcón de La Mancha

Siete molinos manchegos señalan la llegada a la población. Bajo su sombra se resguardan las calles de Mota, repletas de historia e ilustres edificios que hablan de un pasado mejor

Chus Muñoz - Madrid.-


El Ayuntamiento.





Típico bombo manchego.




Iglesia Parroquial.

Desde la infinita planicie que rodea la localidad, la imagen encaramada a una loma de un conjunto formado por siete molinos anuncia la pronta llegada a Mota del Cuervo. A los pies de estos gigantes y rodeada de campos de olivos y cultivos de trigo, cebada y vides que pintan de ocre y verde todo su entorno, la población conquense se recoge en un conjunto de calles abiertas a la luz de La Mancha, calles amplias y limpias en las que el visitante podrá descubrir un buen conjunto monumental, fruto de su rica y larga historia.
   Herencia judía, árabe y cristiana
   Una Historia que tiene su punto álgido allá por el siglo XII, cuando el rey Alfonso VIII conquistó a los musulmanes una buena parte del territorio de Cuenca. Por aquel entonces en Mota del Cuervo convivían las tres religiones extendidas en el momento por toda la península. Judíos, árabes y cristianos crearon un interesante entramado tanto económico como social y cultural, un entramado de convivencia que ha llegado hasta nuestros años en forma de una herencia abundante.
   Aquella sociedad tolerante dejó su impronta en edificios y costumbres, algunas de las cuales se enraizaron de tal forma que aun hoy perviven entre los habitantes del lugar. Como muestra, la cerámica blanca artesanal que puede encontrarse en varios talleres de Mota del Cuervo, herencia directa y hermosa de los árabes que en otro tiempo vivieron aquí, convertida hoy en «souvenir» inexcusable por el que se deja tentar, y con razón, todo visitantes que se llega hasta Mota.
   La vida en torno a tres plazas
   La población pasó después a manos de la Orden de Santiago y con la llegada de los Reyes Católicos y la consiguiente repoblación, fueron los agricultores y ganaderos de las tierras circundantes los encargados de formar un núcleo fuerte, cuya próspera economía no hizo más que crecer.
   De esa dinámica Historia y las huellas que a nuestros días han llegado hablan muchos de los edificios de esta localidad, cuyo conjunto urbano se estructura en torno a tres lugares claves: la Plaza Mayor, la de Cervantes y la de la Tercia. En su interior o alrededor de ellas se encuentran las construcciones más emblemáticas de Mota del Cuervo, como su ayuntamiento, que junto al edificio de los juzgados –ambos levantados en el siglo XVIII– forman un elegante conjunto.
   Entre los edificios religiosos más notables destacan su iglesia parroquial, dedicada a San Miguel Arcángel, y la ermita de San Sebastián, en pleno casco urbano. Mientras que ésta da la bienvenida a los visitantes con una hermosísima fachada, de la iglesia parroquial, construída entre los siglos XV y XVII, hay que mencionar el juego de arcos que se puede contemplar en su interior y la bella portada que da entrada al templo.
   Arquitectura y paisaje
   Un paseo por Mota del Cuervo también sorprenderá por las abundantes muestras de arquitectura tradicional manchega que se dan cita en sus avenidas. Sobre todo en la calle y la plaza de Cervantes, en la calle de Ramón y Cajal y en la de Mayor Baja. En estos puntos se encuentran varias edificaciones señoriales de los siglos XVII al XIX, fachadas cuajadas de detalles dignos de admirar como sus escudos o sus finísimos trabajos de rejería.
   Respecto al paisaje que rodea Mota, en líneas generales puede decirse que es La Mancha pura y sin dobleces, salpicada de esas construcciones agrícolas tradicionales que hacen las veces de almacén y que aquí llaman bombos, aunque hacia el sur y ocupando una parte de su municipio y los de Las Mesas, Santa María de los Llanos, El Pedernoso y Las Pedroñeras el paisaje ocre se rompe, el color torna en verde y aparece un entorno húmedo de gran importancia ecológica. Aquí, el terreno árido se abre y da lugar a un magnífico conjunto de lagunas. Además de su interés paisajístico, este humedal tiene una utilidad biológica de primer orden pues sirve de estación de descanso, avituallamiento y nidificación para enormes bandadas de aves migratorias que eligen este lugar para repostar en su viaje periódico de ida y vuelta entre el norte de Europa y África.

RELACIONADOS
- Romería de Manjavacas
Informe: Chus Muñoz - Madrid
Texto publicado en LA RAZÓN DIGITAL, en su especial VERDE.
Especial leído 3957 veces.
Directorio de Pueblos de Cuenca ¡CSS Válido!  Bookmark and Share
Condiciones de Uso   |   Privacidad   |   Política de Cookies   |   ¿Quiénes somos?   |   Contactar © 1998/2017, ATOMUS Web Design