Mario Arruza y Alejandro Quesada triunfan en un festejo en el que Adrián Reinosa cae herido
Mario Arruza y Alejandro Quesada triunfan en un festejo en el que Adrián Reinosa cae herido

Mario Arruza y Alejandro Quesada triunfan en un festejo en el que Adrián Reinosa cae herido

Adrián Reinosa se vio obligado a ir a la enfermería y le diagnosticaron una contusión torácica tras la lidia del segundo, al igual que en la mano y en el párpado. Gran encierro de Fernando Peña.

La localidad de El Bonillo (Albacete) acogía, este 27 de junio, la quinta novillada clasificatoria del certamen «Promesas de nuestra tierra» en la que se lidiaban erales de Fernando Peña para Mario Arruza, Adrián Reinosa y Alejandro Quesada.

Bueno novillo de Fernando Peña el que abrió plaza, con muchas virtudes: ritmo, motor y transmisión; destacando un buen pitón izquierdo que lo exprimió el novillero Mario Arruza, que demostró que está preparado para debutar con los del castoreño. Lo cuajó de manera soberbia con el capote, de primeras con el saludo a la verónica, y más tarde respondiéndole un quite a Reinosa, en esta ocasión fue por gaoneras. Faena completa y plena de valor y agallas. Comenzó el trasteo de rodillas en los medios y remató su actuación con unas Manoletinas con las rodillas en tierra. Pinchó al primer intento y cortó la primera oreja de la tarde. Muy meritorio todo lo hizo el novillero, ya que tuvo que enfrentarse a un vendaval que le acompañó en el transcurso de la lidia.

Derroche de valor y disposición a raudales por parte de Adrián Reinosa al segundo, que tuvo como principal enemigo un molesto viento que se lo puso muy difícil al novillero de Ruidera. Faena marcada por la inteligencia y el poder y mando de Reinosa. Remató la faena de unas ceñidas manoletinas que calaron de lleno en el tendido. A la hora de perfilarse para entrar a matar, el novillero fue prendido y sufrió un fuerte golpe en la cara; que afortunadamente quedó en un susto. Brindó al diestro albaceteño Sergio Serrano. Destacar también las templadas verónicas de inicio. Los médicos le diagnosticaron una contusión torácica, al igual que en la mano y en el párpado. No pudo continuar la lidia.

Gustó mucho el concepto clásico y la añeja torería del novillero Alejandro Quesada ante el enclasado tercer novillo de la tarde. El trasteo estuvo en todo momento marcado por la estética y el buen gusto que imprimió a su toreo. Mató de estocada trasera y por este motivo se esfumó el trofeo: aún así dio una merecida vuelta al ruedo.

Una oreja cortó Mario Arruza al cuarto de la tarde, donde cuajó una gran actuación destacando varias tantas por el pitón derecho, en donde el novillero se sintió y toreó encajado y con naturalidad. Faena marcada por la ligazón y el poder de su muleta, ante un novillero de buena condición de Fernando Peña.

Extraordinario novillo lidiado en quinto lugar, de vacas, con una noble y dulce embestida, repetir y que tomaba la muleta siempre por abajo, y por momentos permitía torear al ralentí. Finalmente el novillo fue premiado con una merecidísima vuelta al ruedo y sus soñadas embestidas pusieron en bandeja el triunfo del novillero Alejandro Quesada, que formó un auténtico lío en una actuación rotunda de principio a fin. Manejó la franela con suma naturalidad y un gusto exquisito. Una obra de las que se quedan grabadas en la memoria de los aficionados. Mató de media estocada y desorejó al cornúpeta.

Firmeza y variedad por parte de Mario Arruza al que cerró el festejo, que inició el trasteo con unos pases cambiados en los medios. Remató la obra con unas apretadísimas Bernadinas y aunque mató de más de media estocada, tuvo que usar el descabello, sin demasiada fortuna, y por este motivo perdió el posible trofeo, que el público pidió aunque no en mayoría de pañuelos. Aún así buena imagen la mostrada por Mario Arruza en la que previsiblemente será una de sus últimas novilladas sin caballos.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de El Bonillo (Albacete). Novillada sin picadores del certamen «Promesas de nuestra tierra».

Erales de Fernando Peña.

Mario Arruza, oreja, oreja y ovación en el que mató por Reinosa.

Adrián Reinosa, ovación y herido.

Alejandro Quesada, vuelta al ruedo y dos orejas.

INCIDENCIAS: Adrián Reinosa se vio obligado a ir a la enfermería y le diagnosticaron una contusión torácica tras la lidia del segundo, al igual que en la mano y en el párpado. No pudo continuar la lidia.

Cultoro
Fuente:Cultoro


Web: Cultoro

La web mota-del-cuervo.com reproduce noticias que son responsabilidad de los medios en las que se publican, previa petición de permiso por escrito a éstos. En ningún momento esta web será responsable de las noticias u opiniones que aquí se viertan, excepto las firmadas con "Redacción".