loader
La alegría de la familia Herrada, Mota del Cuervo y Cuenca
La alegría de la familia Herrada, Mota del Cuervo y Cuenca

La alegría de la familia Herrada, Mota del Cuervo y Cuenca

El ciclismo es un deporte muy exigente, no por lo que conlleva una carrera, si no por lo que encierra detrás. Son muchos, muchísimos, meses de preparación para tener un pico de forma durante un breve periodo de tiempo. Meses en los que los ciclistas están alejados de sus familias, en los que la dieta y alimentación se cuida al detalle en todo momento (incluso cuando están fuera de competición), fechas en las que los ‘vampiros’ pueden visitarte cuando menos lo esperes. Pero es un deporte con una pasión sin igual.

Hace seis años, cuando este medio de comunicación todavía estaba en pañales y quien escribe empezaba sus primeros pasos en el periodismo, tuve la oportunidad de vibrar con un evento deportivo. Lejos de pensar en fútbol, balonmano o baloncesto, el día en que me di cuenta que elegí bien mi trabajo como periodista deportivo fue cuando un jovencísimo Jesús Herrada (tenía 22 años por aquel entonces) sorprendió en Bembibre (León) para llevarse su primer campeonato de España absoluto. Siguiéndolo por la radio y con narración del reconocido locutor Javier Ares, aquel día salté del sillón de mi casa cuando escuché el nombre de Jesús Herrada como primer clasificado en un sprint en el que fue el más listo, dejando atrás a Ion Izaguirre (entonces en Euskaltel) y Luis León (en Blanco).

Si bien fue su primer golpe en la mesa como ciclista, ya sonaba con fuerza en los mentideros del ciclismo. No obstante, su mejor padrino era su hermano José, quien hace dos días nos rompía el corazón con sus lágrimas tras quedarse a las puertas de una más que merecida victoria de etapa en la Vuelta a España. Ese José que fue capaz de ganar una etapa en el Tour del Porvenir (la más importante carrera para ciclistas con limitación de edad. Cuando ganó el moteño, el límite se establecía en 25 años). Ese José que era (y es) uno de los mejores escaladores españoles de su generación y que solo su espíritu de compañerismo le ha impedido brillar con más fuerza. Un ciclista que ha llegado a ser elegido mejor gregario del pelotón (que se lo digan al colombiano Nairo Quintana en su victoria del Giro de Italia 2014, el cual debe muchísimo al ciclista conquense) y que, con su particular humildad y alejado del foco mediático, tiene la mejor clasificación histórica de un conquense tras el pricense Luis Ocaña. No obstante, José acabó duodécimo en la Vuelta de España 2013, un puesto que marca a las claras de lo que es capaz de hacer el ciclista cuando va a sus anchas.

El camino de su hermano Jesús parecía destinado a otra clase de éxitos. El Movistar Team le enroló para ser el líder de una nueva generación, aunque el cambio de rumbo de la escuadra azulona le dejó en un segundo escalón. No sería por éxitos, puesto que el ciclista de Mota del Cuervo siempre cumplió allá donde participó. Para el recuerdo, esa representación con España en los Juegos Europeos de Bakú y cuyo papel fue fundamental para que Luis León se llevara el Oro, mientras que Jesús luchó lo indecible y se quedó sin un premio en forma de medalla (acabó cuarto). Con la selección volvió a despuntar en el Campeonato de Europa de Glasgow en 2018, en la que fue la mejor baza española y demostró su inteligencia, pero volvió a quedarse a las puertas del podio (nuevamente cuarto).
Precisamente, hace un año Jesús Herrada rompió registros al enfundarse el maillot rojo de líder de la Vuelta a España. Aguantó dos días con él, peleando lo indecible y con su hermano José ayudándole en todo momento. Entonces, el menor de los Herrada hubiera firmado cambiar el liderato por una victoria de etapa. Un año después, puede presumir de ambas cosas.

Un triunfo que solo ha repartido felicidad a diestro y siniestro. A su familia, siempre siguiendo los pasos de José y Jesús, pudieron disfrutar en primera línea de la victoria para fundirse en un emocionante abrazo (padres y el hermano mayor, Fernando, quien también hizo sus pinitos en el ciclismo semiprofesional). A su pueblo, Mota del Cuervo, que luce con orgullo los hitos de sus más célebres deportistas (aprovecho la ocasión, ¿para cuándo un velódromo con el nombre de los hermanos Herrada?). A la capital de la provincia, Cuenca, que poco a poco va dándose cuenta de que sus dos mejores deportistas montan una bicicleta y lideran un equipo francés que apostó por ambos y que, seguramente, están plenamente satisfechos con su rendimiento. Y a mí, como periodista, que me permiten escribir día a día sobre sus éxitos y no tan éxitos, sea en la Vuelta a España, un Campeonato de Europa, el Tour de Polonia o cualquier challenge por tierras galas, belgas o alemanas.

Gracias José y Jesús, por hacernos vibrar y sentir cada día. Gracias familia Herrada López, por cuidarlos tan bien.

ElDeporteConquense.com
Fuente:ElDeporteConquense.com


Web: ElDeporteConquense.com

La web mota-del-cuervo.com reproduce noticias que son responsabilidad de los medios en las que se publican, previa petición de permiso por escrito a éstos. En ningún momento esta web será responsable de las noticias u opiniones que aquí se viertan, excepto las firmadas con "Redacción".